¿Y si ya tengo llagas?

En caso de tener llagas o heridas provocadas por el rascado, te recomendamos utilizar el Tea Tree Oil (árbol de té) para evitar la infección.

El modo de empleo es mojar una gasa en agua, añadir 4 gotas del árbol de té y aplicar en la zona dos veces al día.
Para curar las heridas o úlceras utiliza una loción cicatrizante y reparadora rica en extracto de centella asiática, impregnando bien la piel dañada tantas veces como sea necesario.
Una loción en formato spray facilita la aplicación y evita el contacto con la herida.

Loción Cicatrizante Reparadora