no estas sola

Cómo gestionar nuestras emociones teniendo familiar con cáncer

Nadie nos prepara para el impacto emocional y psicológico que suele generar el diagnóstico de una enfermedad como el cáncer. Es un momento abrumador que significa enfrentar una nueva realidad que no estaba en nuestros planes. Por lo que resulta muy fácil sentirse desbordado, perdido y no saber bien cómo reaccionar ante ello.

Sabemos que la palabra “cáncer”, automáticamente llama al miedo, a la ansiedad, a la impotencia y al reconocimiento de que todo puede cambiar en un segundo. Este tsunami de emociones no solo se produce en la persona que tiene la enfermedad, por el contrario, la familia y amigos más cercanos también pueden sentirse consternados y con poca esperanza. Al menos en el momento de la noticia.

Por ello, en María D’Uol comprendemos que vivir de primera mano el diagnóstico de un ser querido es una experiencia dolorosa donde, además, se suman todas estas emociones que se generan en el transcurso del proceso.

En María D’Uol queremos darte la mano si estás atravesando por esta dura situación, y compartirte algunas recomendaciones para que puedas ser el apoyo que esa persona necesita.

Los familiares y personas cercanas al paciente juegan un papel fundamental en el primer momento y también a lo largo de su tratamiento.

Muchos piensan que su malestar no es importarte y, por lo tanto, deben ocultar sus emociones para no hacer aún mayor el problema. Sin embargo, el sentir de quien tiene un familiar con este padecimiento es igual de válido y merecen toda la atención y cuidado.

El proceso de las emociones

Imagínate encontrarte en un momento de estabilidad y, de repente, aparece la crisis con el diagnóstico. Se suceden una serie de emociones que comienzan con la negación de la realidad, la negación de la enfermedad y el miedo. Las siguientes etapas emocionales son la rabia y la tristeza y, finalmente, alcanzamos la deseada aceptación de la situación. Es como las etapas del duelo. Situación donde sentimos un proceso parecido.

Esa toma de conciencia con la nueva realidad nos ayuda con el reestablecimiento emocional que nos permite seguir viviendo y permitirnos ser felices, a pesar del diagnóstico.

Acepta tus emociones

En situaciones difíciles solemos lidiar con un sinfín de emociones y sentimientos que no sabemos cómo controlar o gestionar, por lo que no es útil tratar de no sentir nada. Cuando ignoramos o reprimimos nuestras emociones, estas suelen intensificarse y volverse cada vez más difíciles de sobrellevar.

Ten en cuenta que las emociones son un proceso natural y que la tristeza, rabia, y el temor, son tan válidos como la felicidad o la tranquilidad. ¡Y necesarias! Sentirlas y aceptarlas no te hacen una persona débil, no te sientas culpable por ello.

Nadie está preparado para actuar ante los momentos difíciles que nos llegan. Por eso, no tienes que ser capaz de todo, ni debes hacerlo todo a la perfección. Sé tolerante contigo, acéptate y date permiso a ti mismo para sentir rabia, miedo, dudas o ganas de llorar.

Comparte lo que sientes, cuando estés preparado

Así como es importante reconocer tus emociones, es necesario que halles la forma de expresarlas, y la mejor forma de conseguirlo es compartiéndolas con otros. Esto no quiere decir que debas hablar con todos los que te rodean, sino que intentes buscar a personas de tu confianza para expresar sobre los sentimientos que estén embargado tu cuerpo y tu mente.

Déjate ayudar, aunque a veces cueste

Muchas personas realizan esfuerzos sobrehumanos para poder llevar a cabo todas las tareas por temor a perder el control. Por ello, hablar y buscar ayuda, te permitirá aliviarte de lo que realmente te preocupa. En María D’Uol lo sabemos bien.

No tengas miedo de pedir ayuda a las personas de tu alrededor cuando lo necesites, ya sea para apoyarte con algunos quehaceres, una llamada de sosiego o, simplemente, para pedirles que te sean de compañía.

Controla tus pensamientos

Los pensamientos negativos son los que más suelen atormentarnos en el día a día, y empeoran ante el diagnóstico de una enfermedad importante como lo es el cáncer. Esta actitud puede hacer más frecuente que los diálogos internos se encuentren invadidos de pensamientos poco realistas, que solo permiten crear y mantener un sufrimiento innecesario.

Por ello, no te anticipes a problemas de los que no tienes certeza, y analiza las situaciones de la forma más objetiva posible para buscar la mejor solución y prepararte para hacerles frente.

A través de estudios se ha podido comprobar que el talante optimista y el abundante pensamiento positivo, ayuda a los familiares y al paciente.

Mantén activa tu mente y tu cuerpo

La mente ocupada en actividades útiles y agradables te ayudarán a controlar los pensamientos dañinos. Esto no solo será favorable para evitar analizar demasiado las situaciones, sino también para impedir que se generen problemas de salud mental más nocivos como la depresión y la ansiedad descontrolada.

Por ello, si te sientes especialmente colapsado por la situación y no te sientes capaz de afrontarla con serenidad, intenta buscar ayuda profesional. No pasa absolutamente nada por apoyarte en alguien que te ayude a calmar tu situación emocional.

La información es poder

La primera reacción ante un diagnóstico de cáncer es el miedo y el desconcierto por el sentimiento de no saber qué va a pasar, o por el simple desconocimiento de los pasos a seguir. En este sentido, la comunicación se vuelve imprescindible para lograr entender y afrontar la batalla.

No tengas miedo de formular todas las preguntas que pasen por tu cabeza, al médico. Aunque existe mucha información general sobre el cáncer en diversos medios, sobre todo, en internet, el médico es quien conoce la enfermedad de tu ser querido y sus circunstancias. Y la información que encuentres en línea no siempre te será útil o veraz. Si vas a buscar información en internet, coteja siempre la información y búscala en sitios confiables y oficiales.

Esto evitará que saques conclusiones precipitadas, y que llenes tu cabeza de pensamientos que pueden provocar impactos emocionales que solo harán más difícil cargar con toda la situación.

Es tanto lo que podemos llegar a sentir cuando alguien que queremos enferma, que solemos olvidarnos de nosotros mismos, y nos desgastamos física y emocionalmente. Además, a su vez, es posible que sintamos culpabilidad por no poder hacer más por esa persona querida.

Recuerda que no estás solo y, sobre todo, trata de no minimizar tus emociones. Está demostrado que aquellos pacientes que perciben cerca a personas importantes de su vida, tienen menos dificultades para hacer frente a la enfermedad. Por ello, no olvides que también eres importante y un apoyo fundamental para que tu ser querido se sienta respaldado y acompañado en todo el proceso.

Vista de Sevilla

“Siento que he tenido un Ángel a mi lado”

He seguido las instrucciones de uso al pie de la letra , con disciplina y constancia, y el resultado ha sido espectacular no solo mi percepción personal sino tambié la del equipo médico que me ha seguido de cerca.

I. R. (Sevilla )

El tratamiento ha sido completo: quimioterapia y radioterapia.

El mazazo que me dio el diagnóstico . En cinco minutos me cambio la vida  , sin embargo sabía que lo iba a superar con éxito .

Cónocia María D’uol con anterioridad , toda su línea antiarrugas , por un regalo de cumpleaños . Aquello me funcionó muy bien. Cuando me diagnosticaron el cáncer este amigo  me regaló la línea Oncólogica de María D’uol ( el bálsamo reparador, el aceite , la beauty cream y la protección solar ) .

He seguido las instrucciones de uso al pie de la letra , con disciplina y constancia, y el resultado ha sido espectacular no solo mi percepción personal sino también la del equipo médico que me ha seguido de cerca.

Aunque inicialmente parecen muchos productos , cada uno tiene su función y cunden porque son ligeros , se extienden bien y también decir que huelen de maravilla .

Que suerte he tenido 

Gracias María !!

María y Zuriñe

Testimonio de Zuriñe

CREMAS ONCOLÓGICAS DE MARIA D´UOL

En el momento en el que me diagnosticaron cáncer empecé a pensar en todas las cosas que cambiarían en mi vida y en mi cuerpo.

Aunque, en ese momento no era consciente de los cambios que podría sufrir mi piel.

Recibí el primer tratamiento de quimioterapia a finales de Mayo y uno de los efectos secundarios que podía haber sufrido en la piel es la irritación de las plantas de los pies, lo que hubiera provocado no poder caminar.

En mi caso, no llegué a esa situación. Desde el momento que supe que recibiría quimioterapia, tuve la suerte de conocer a María Unceta, quien me ha proporcionado las cremas de la línea Oncológica de María D’uol.

El bálsamo reparador y el aceite reparador me han sido muy útiles. En estos cinco meses que llevo de tratamiento en ningún momento he tenido rojeces o picores.

El modo de empleo es muy sencillo y lo repito dos veces al día: en la palma de las manos mezclo el bálsamo con unas gotas del aceite reparador y lo extiendo por todo el cuerpo. Y, para las zonas más sensibles como las plantas de los pies, las palmas de las manos, los codos o las rodillas, empleo mayor cantidad del aceite reparador.

En estos momentos, mi piel está sana y cuidada gracias a estas cremas.

San Sebastián

Encantada con vuestros productos!

Arantza está cuidando de su hermana, que estaba en radioterapia en San Sebastián , nos manda este audio como agradecimiento por lo mucho que la hemos ayudado con nuestros productos.

Agradecimiento de Arantza

Muchas gracias por tus palabras Arantza! Sigue cuidando a tu hermana!

escote antes y después del tratamiento

Recuperación espectacular

En poquísimo tiempo recuperé la piel del escote.

Josebe

Me ha parecido fantástico. He seguido el procedimiento exacto como me habéis dicho.

Cuando me salieron los granitos en el escote, utilicé lo que me recomendastéis. He terminado el tratamiento dermocosmético María D’uol y lo tengo fenomenal.

Gracias!

escote antes y después del tratamiento
escote antes y después del tratamiento dermocosmético María D’uol
María Unceta-Barrenechea Olazar

La Salud es lo primero

“Creo en la belleza a través de la salud

María Unceta-Barrenechea Olazar

“La salud de la mujer está por encima de su belleza”

Sencillamente FANTÁSTICO!

Hace solo tres días que lo uso el Bálsamo Reparador y desde la primera aplicación observé la piel hidratada y suave todo el día.

En manos y pies lo mezclo con la Loción Reparadora. Por la noche también lo he mezclado con una muestra que me dieron para probar del Aceite Reparador (al tardar más en absorberse lo he usado solo de noche o en casa). Ojalá me hubiera decidido a comprarlo al inicio del tratamiento, me hubiera ahorrado todas las cremas que he ido comprando y que no me han ayudado a mejorar los efectos de la quimio, sobre todo en manos y pies, aunque lo uso en todo el cuerpo, incluso en la cara.

Yo hice una consulta directa a MD para saber qué productos me recomendaban y me respondieron con detalle vía mail a cada una de mis dudas, aún así me acerqué al centro de venta en Colmenar Viejo para enseñarles el estado de mis uñas y la dermatitis de la cabeza, donde me trataron con mucho cariño y pude adquirir los productos.

Lo recomiendo 100% y con toda seguridad repetiré éste y otros productos.

Mónica

Cremas contra el cáncer.Mi oncólogo insiste siempre en que tengo muy buen aspecto.

“Mi oncólogo insiste siempre en que tengo muy buen aspecto”

“Conocía la marca por las cremas que mi mujer compraba para ella. Cuando me diagnosticaron cáncer de pulmón la recomendaron la línea oncologica de María Duol. Yo era muy escéptico con respecto a todo tipo de cremas, pero 6 meses después puedo decir que funcionan. Mi oncólogo insiste siempre en que tengo muy buen aspecto, un color saludable, las uñas las tengo perfectas y, según mi mujer, no he tenido la piel del cuerpo así nunca. En ningún momento del tratamiento he tenido la piel grisácea, ni acartonada que he visto a otros pacientes, y el no tener ese aspecto enfermizo té ayuda. La clave, sin duda, la constancia.  Se lo recomiendo a todo el mundo en mi situación, de verdad que funcionan. Por cierto, mi mujer siempre dice que huelen fenomenal. ¡Gracias! ”

Arturo

Photo by Dawid Zawiła on Unsplash

Cremas-contra-el-cáncer.-Estoy-encantada-principalmente-con-la-crema-facial.-Beauty-cream

“Estoy encantada principalmente con la crema facial”

“Recibí el paquete que me regalaron con los productos de vuestra línea oncológica. Estoy encantada, principalmente con la crema facial, Beauty Cream. La piel de la cara fue en mi caso la más afectada por la quimioterapia. Tengo la piel más hidratada y tersa. Ahora que ya ha terminado la quimio, hemos comprado más productos fuera de la línea oncológica, como el sérum y una crema corporal drenante. El sérum ya lo he probado y me encanta por su fácil aplicación y absorción. Me deja la piel muy bien.

 

Maria José

Photo by freestocks.org on Unsplash

"A mi amiga le encantó vuestro bálsamo reparador".

“A mi amiga le encantó vuestro bálsamo reparador”.

“Quería contaros que a mi amiga le encantó vuestro bálsamo reparador de la línea Oncology. Dice que es lo mejor que ha probado y, además, me consta que lo ha vuelto a comprar. Mil gracias por las muestras (para ella y para mí) pero sobre todo por la magnífica atención y por el cariño y la empatía recibidos. Os recomiendo siempre que tengo ocasión. Un abrazo y enhorabuena por vuestra labor.

 

Raquel

Photo by Dương Hữu on Unsplash